Editorial
Contacto
Acerca de
Past Numbers
dr^k wiki
dr^k docs
cartucho
nuevas tetas
les kunsteurs






     











ARTISTAS
PERFILES
TENDENCIAS
TEORÍA
REVISIONES
MÚSICA
MODA
CALENDARIO



 Fall-Winter diciembre 2013
  Contemporary art & theory journal

Convenios de cooperación y colaboración entre Israel y México.
Katia Haus

Hace más de una década vi por primera vez una decapitación filmada durante el conflicto arabe-israelí. Recuerdo haber agradecido encontrarme en un territorio libre de guerra. Irónicamente hace 4 o 5 años vi el mismo acto repetirise, sólo que esta vez en México y como producto de la guerra contra el narco.  Fue inevitable recordar que lo que había agradecido años atrás había desaparecido. Hoy me pregunto si lo que vive el pueblo Palestino, en un futuro pudiera ocurrirle a mis amigos y familia.

Aunque México siempre ha apoyado la causa y el reconocimiento de Palestina como estado, nuestro país e Israel firmaron ocho convenios de cooperación y colaboración en materias educativa, comercial, manejo de agua y aguas residuales.

No puedo evitar sentir asco en torno a la cooperación en materias de tecnologías de agua y administración de recursos hidráulicos. Estos convenios, establecidos entre la Conagua y Mekorot, empresa de agua del Estado Israelí, tratan sobre asistencia y cooperación técnica para la formulación de estrategias de protección de la calidad del agua subterránea y acciones de intermediación de acuíferos, protección y restauración de la calidad de los recursos hídricos. Otro acuerdo es para el diseño llave de una planta de tratamiento de aguas residuales en la línea Cerro de Mercado MINOSA.

Del otro lado del mundo, Israel ha demostrado lo poco o nada que le importa el agua. La franja de Gaza es el hogar de más de un millón y medio de personas, incuyendo 1.1 millones de refugiados palestinos. Durante la última década, la situación en Gaza ha ido en declive, al punto en el que el 80% de la población depende de ayuda internacional. El bloqueo cada vez más fuerte que mantiene Israel sobre Palestina a partir de la toma de Gaza en manos de Hamas en 2007, ha empobrecido y des-desarrollado a una sociedad bien educada y sumamente preparada. A pesar del reajuste en el bloqueo por parte de Israel, la entrada de materiales como el concreto y la grava a Gaza está prohibida. Esto ha imposibilitado que la region se reconstruya. Muchos de los refugiados que viven en el campo Khan Younis no tienen refugios ni casas, ya que fueron destruidos por las Fuerzas de Defensa Israelí.

La realidad en los ocho campamentos es devastadora. La imposición de un límite de pesca de 5m a manos de las Fuerzas de Defensa Israelí ha afectado gravemente a todos los campamentos en la playa. La captura pesquera disminuida ha generado pérdida de recursos y un gran aumento en la pobreza.  En Nuseirat, Beach Camp, Bureij Deir el-Balah, Jabaila, Khan Younis y Rafah el 90% del agua está contaminada y no es apta para consumo humano. La razón: las industrias israelitas. Esto ha hecho que muchísimas personas sufran enfermedades en la piel, asma, y otros padecimientos. Además, muchísimas enfermedades con origen en el agua, como la diarrea acuosa y sangrienta están especialmente presentes en niños.

En el 64 Israel terminó de construir su National Water Carrier. Ésta abarca del Mar de Galilea al Negev y redirije el 75% del agua del río de Jordania a Israel. Los palestinos tienen prohibido usar el agua de dicho río. En el 67, Israel tomó el control de todos los recursos acuáticos en los territorios de la ocupación Palestina. En el 82, Mekorot tomó el control sobre el agua de la región. Destruyeron los pozos palestinos y perforaron pozos para Israel hasta secar los otros. Dos años más tarde redujeron la cantidad de agua que Palestina podía extraer al 10%. En 1995, con el II Acuerdo de Oslo Israel se apropió de manera ilegal de los recursos hidráulicos palestinos y se creo la Palestinian Water Authority. Ésta no tiene la capacidad de gestionar los recursos hídricos, sino que asigna la limitada oferta de agua que hace Israel. Los acuerdos de Oslo II no llaman a una redistribución de las fuentes de agua existentes, ni requieren ninguna reducción en la extracción o el consumo de agua por parte de Israel o los colonos. Desde el año 2000, tras el inicio de la Segunda Intifada en Septiembre, el ejército israelí ha intensificado la destrucción de la infraestructura de agua y confiscación de fuentes en la Ribera Occidental y Gaza.

Los asentamientos israelíes en dicha región están situados principalmente en las colinas. Desde ahí tiran estiércol, aguas negras no tratadas y aguas residuales en los valles - contaminando las fuentes de agua y tierras agrícolas palestinas. De acuerdo con cifras de 1997, en la Ribera Occidental, los colonos fueron 6 veces más contaminantes que los palestinos (300.000 colonos produjeron 30 mcm de agua residual al año, mientras que en el mismo periodo, 1.870.000 palestinos produjeron 31 mcm de las aguas residuales). Las industrias israelíes más contaminantes están siendo reubicadas en Cisjordania (de nuevo, en las colinas), para evitar las regulaciones ambientales israelíes. Al menos 200 industrias en 7 zonas industriales en Cisjordania envían efluentes sin tratar y aguas residuales hacia los arroyos y tierras agrícolas palestinas. En febrero de 2001, Israel descargó 3,5 millones de metros cúbicos de aguas residuales sin tratamiento mezclados con agua de lluvia en el norte de la Franja de Gaza.

Con qué cara y derecho Israel se atreve a venir a México para realizar un convenio que  prevé la asistencia y cooperación técnica para la formulación de estrategias de protección a la calidad del agua subterránea y acciones de remediación de acuíferos, protección y restauración de la calidad de los recursos hídricos, cuando llevan más de 50 años usando la contaminación del agua como estrategia de guerra.

Es una burla que David Korenfeld, titular de la Conagua, califique a Israel como un país muy avanzado en materia de gestión integral del agua, que permitirá a la comisión identificar las causas de contaminación del agua que generan o podrían derivar en problemas de salud pública o daños ambientales significativos.

Quizas los países árabes no celebren la navidad, pero sin duda realizan festejos de año nuevo. A diferencia de naciones como los Emiratos Árabes o Qatar, ¿qué clase de paz puede celebrar el pueblo Palestino? ¿Y acá en México, vale la pena celebrar que arrancaremos el próximo año teniendo varios convenios con una nación como Israel?


http://www.cesr.org/downloads/Thirsting%20for%20Justice%20-%2
0Right%20to%20Water%20in%20OPTs.pdf

















Río Hebron contaminado dentro de Israel.
© Shabtai Gold/IRIN














Niños palestinos juegan en un arroyo contaminado contaminados por las aguas
residuales de
asentamientos de Ariel, Bruqin, Cisjordania. (Foto: EWASH-OPT)