Artistas
Perfiles
Tendencias
Teoría
Revisiones
Música
Moda Calendario











Editorial

Contacto

dr^k wiki

dr^k docs

Acerca de

Past Numbers




¿Se pueden coleccionar exposiciones?




¿Por qué la existencia de viruses en las computadoras es más importante de lo que piensas? Cuando el progreso mercantil supersede al progreso humano.

En 1993, un año antes de su muerte, Alighiero Boetti y Hans Ulrich Obrist convencieron a Austrian Airlines de patrocinar la muestra Cieli ad alta quota. Tiempo antes, Boetti le había expresado a Obrist su deseo no realizado de hacer rompecabezas para una aerolínea y regalárselos a los pasajeros. Obrist continuó preguntándole a artistas como Boltanski y Richter sus proyectos no realizados para volverlos realidad. Los miles de rompecabezas que hizo Boetti empujaron al arte hacia los mecanismos de distribución y se regalaron a lo largo de un año en todos los vuelos de Austrian Airlines.

A partir de la muerte de Boetti estos rompecabezas fueron vistos como extraños dispositivos y se pueden encontrar en casas de empeño y mercados de pulgas...


Si bien Burroughs identificó a la escritura como el virus del lenguaje, su razonamiento no logró llegar a Mikko Hyppönen, consejero de IMPACT(International Multilateral Partnership Against Cyber Threats). Hyppönen fue un centro de atención mediático en 2011 cuando rastreó y visitó a los autores del primer virus de PC en la historia: Brain.A. Este primer virus, programado por los Pakistanis Basit Farooq Alvi y Amjad Farooq Alvi, fue escrito para identificar las copias piratas de sus softwares.

Hyppönen es el vivo ejemplo de la enfermedad del hombre blanco. Mientras que en los hermanos Alvi ve sólo unos árabes sin inteligencia, atribuye despectivamente el resto de los primeros viruses a adolescentes bromistas. En apariencia viruses...



Según Yona Friedman, es cierto que una obra de arte es el objeto y vehiculo de un mensaje. Dicho mensaje no se formula de manera explícita, sino que debe ser descifrado por el espectador. Es digamos un jeroglífico.

En el entender de los edificios como la parte superflua de los museos, y que una muestra se compone principalmente por objetos y un texto curatorial, es razonable ver por que Friedman se ha enfocado en varias ocasiones a construir lo que denomina como building-less museums. Estos espacios funcionan como una aglomeración de vitrinas. Un laberinto de pantallas hace el trabajo, y los curadores y artistas definen su forma. Como ejemplo tenemos lo que ahora es el Centre Pompidou en Paris, un edificio que puede cambiar su forma, interior o exterior, para cada muestra...


leer más...
leer más... leer más...






 dr^k magazine 2013, Ciudad de México.
Creative Commons License Attribution-NonCommercial-No Derivs