Andrea Ferreyra
Montevideo, Uruguay.
 






Andrea Ferreyra es una artista visual que ha trabajado con medios como lo son la pintura, escultura, instalación y objeto, que ha centrado su producción en el performance. Su característica principal es la libertad con la que crea, vive y enseña.   Su inquietud por el performance la llevó a formarse con Juan José Gurrola, quién le contagió una fuerza y ética de trabajo innegable, que le permite explorar la creatividad a través del vivir.


Llegó como refugiada política de su natal Uruguay con su padres cuando aún era niña. Situaciones en México como fueron el Zapatismo y el gobierno de Salinas de Gortari la impulsaron a realizar en la década de los 90 varias piezas de fuerte contenido político, corriente que después abandonó. Al realizar su tésis sobre performance investigó sobre diversos aspectos del arte de acción, como son el carácter ritual, el compromiso social, el uso de diversos medios y el recurso de la ironía, entre otros temas.


Es fundadora y directora de Melancólicos Anónimos bajo su alter-ego Anne di Ricart, proyecto que trabaja a partir de la memoria y su pasión por los heterónimos. Su mayor compromiso se da en la docencia, desde donde realmente puede efectuar pequeños cambios. Por lo mismo comenzó a ser maestra antes de titularse y desde ese día jamás se ha detenido. Actualmente imparte seminarios teóricos, un taller de producción y es asesora de diversos proyectos en la Escuela Nacional de Pintura Escultura y Grabado “La Esmeralda”.


Andrea Ferreyra estudió la Licenciatura de Artes Visuales de 1990 a 1994 en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM, y se tituló con una investigación sobre performance. En 1999 organizó un ciclo de mesas redondas en la cantina El puerto de Veracruz, y compiló las memorias del evento en el libro Arte-acción. Al día de hoy trabaja en su tésis doctoral, una investigación sobre Juan José Gurrola y sus círculos más íntimos.