Alicia Gibson






Alicia Gibson, artista norteamericana que vive y trabaja en Brooklyn, Nueva York, muestra la confianza y lo vulnerable como una característica primordial de su trabajo. Su obra la exhibe como una pintora confiada, mientras sus temas se niegan a ocultar su lado vulnerable.



Con su obra Alicia no está intentando trascender, mucho menos llegar a lo sublime o a lo universal. Su obra parodia los hechos que ocurren en su vida. Esto transforma sus pinturas en autoretratos que se vuelven autobiográfias al incluir tanto los lugares en los que creció, como sus gustos musicales, viajes, programas de television y libros que la han influenciado. Alicia consume las obras que llegan a obsesionarla, al encontrar un artista con el que se identifica, consume toda su obra hasta quedar satisfecha.



En estas pinturas, Alicia utiliza un sistema de llamado y respuesta, que permitie ir de una a otra pincelada. Su interés no radica en  en esconder cosas a sus espectadores, sino permitirles seguir la psicología de su quehacer pictórico.